Una carga imposible de llevar

0
Interacciones
cansancio, hombre sentado en escaleras, escalinatas, edificio blanco, carga laboral extrema, demasiado trabajo
Compártelo en:

Sobrecargar a nuestros empleados con trabajos puede que no sea la mejor manera de obtener mayor productividad en nuestro equipo de trabajo, pues incluso puede llegar a ser contraproducente.

Esto se debe a que según estudios, aquellas personas que brindan gran parte de su tiempo libre en realizar labores del trabajo o quienes se quedan tiempo extra en la oficina para poder atender las altas cargas tienden a ser menos productivos.


 >> Registra tu empresa en Buentrabajo.com y consulta miles de hojas de vida gratis.


 

La curva que describe esta situación indica que al sobrepasar las 40 horas semanas la productividad decrece, pero cuando se alcanza el límite crítico de 55 horas laborales este llega a un punto nulo en el cual la diferencia es nula.

Es el caso que cuando se compararon trabajadores cuyas jornadas semanales eran de 55 y 70 horas, se descubrió que su producción era similar.

Tenemos que tener en cuenta que no sólo son las horas laboradas dentro de la oficina las válidas para realizar este estudio, pues el tiempo que los trabajadores gastan en sus hogares o el que restan a su permanencia fuera de la oficina también entra a hacer parte del análisis. Mas que jornada laboral lo que estamos contando son las horas dedicadas a actividades relacionadas con el trabajo.

Incluso llegar a trabajar mas de 55 horas a la semana tiene perjuicios no sólo en el ámbito profesional, puesto que este estilo de vida pone en riego la salud de la persona.

Según el investigaciones realizadas en Gran bretaña por el British Medical Journal las personas que llevan un ritmo de trabajo que supera las 55 horas semanales tienen un 33% más de probabilidad de sufrir un infarto, comparado con quienes tienen ritmos de trabajo menores.

Además del riesgo de infarto, laborar tanto llega a incrementar en un 13% la probabilidad de aparición de enfermedades coronarias. Así mismo, se han encontrado correlaciones entre una carga laboral alta con bajas remuneraciones y la diabetes tipo 2.

Pero además de todos estos problemas asociados con la salud y el rendimiento de los trabajadores, el mayor problema es que una jornada laboral tan larga puede terminar por cansarlos y empujarlos a buscar otro tipo de empleos donde los beneficios y la carga sean más agradables.

De ser así lo único que queda es comenzar de nuevo un proceso de selección laboral, para lo cual puedes inscribir tu empresa aquí para empezar a recibir hojas de vida.

0
Interacciones