La visita domiciliaria en tu proceso de selección

0
Interacciones
Compártelo en:
Por la naturaleza de algunos cargos, los equipos de selección de algunas empresas, realizan la verificación del entorno familiar y personal del postulante. Esto es lo que debes tener en cuenta para que tu visita domiciliaría sea un éxito.

La visita debe ser concertada

¡No creas que tu entrevistador llegará de sorpresa a tu casa! Entre las partes, se debe acordar previamente una fecha y horario puntual para la visita. Debes asumir la visita como una entrevista más para lograr el cargo, por lo que debes proyectar tu mejor imagen. Asegúrate de tener la fecha y hora siempre presente para que puedas arreglarte y ordenar de la mejor manera el lugar donde se va a realizar la entrevista. Para conseguir tu empleo soñado debes elegir un espacio de la casa en donde no vayas a ser interrumpido porque se perderá el hilo y la simpatía que ya hayas ganado.

Exprésate con naturalidad

Siéntete en la confianza de hablar de quien eres, desde tu entorno. No tienes que elaborar un libreto ni cambiar de orden las cosas de tu casa. Lo que busca el entrevistador es conocerte tal y como eres, en un ambiente menos formal, para determinar si eres el candidato que se ajusta a los valores de la compañía. Debes estar tranquilo y saber que el potencial que tienes para ocupar el cargo está en tus conocimientos y en la forma en la que actuas siendo tú.

Es importante que tu familia te acompañe en la entrevista

Aunque el entrevistado es el que básicamente debe atender la visita domiciliaria, es importante que esté presente la familia; para que se facilite ese acercamiento personal que pretende la compañía. Seguramente se adentrarán en temas como la dinámica de la economía familiar, la calidad de vida, las actividades en el tiempo libre, proyectos, etc. Además, el entrevistador descubrirá algunas de tus cualidades que serán aptas para el cargo que estás solicitando. 

El entrevistador no puede sobrepasarse

Quien realiza la visita no puede dirigirse a la familia en tono descortés, ni acceder a los espacios privados sin consentimiento. Aunque se trata de una visita de observación y de detalle, no hay lugar a la invasión. Se trata de corroborar los datos que se han aportado durante el proceso de selección. Para conseguir el empleo que buscas no existe una fórmula mágica. La mejor forma de lograrlo es ser tu mismo y postular tu hoja de vida en el mejor lugar.

0
Interacciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *