Qué tan importantes son las relaciones laborales

0
Interacciones
Compártelo en:

Con los años y la experiencia, va tomando mayor valor e importancia el significado de las relaciones laborales.

La oficina es uno de los lugares donde pasamos la mayor parte de nuestro día, por lo que se hace indispensable estar a gusto con las personas con las que compartes y generar un ambiente positivo. No sólo porque incrementa la productividad para la empresa, y eso se traduce en mejores posibilidades para ti, sino porque un entorno agradable hace posible que cualquier reto sea más llevadero y los objetivos personales junto con los de compañía se cumplan con éxito.

Un buen ambiente laboral es indispensable para crear relaciones.

Fuente: Shutterstock

En ocasiones se mal entienden las buenas relaciones y se traducen al término lambón, aquella persona que con su forma de ser, un poco aduladora, tiene ciertas actitudes con su jefe directo o superiores, con las que otros compañeros no están de acuerdo. También está quien participa en todas las actividades que propone la empresa, que no es en todos los casos, una persona no grata para sus otros compañeros.

Pero todos estos elementos son necesarios en las organizaciones. Este tipo de personas son las que ayudan a bajar los niveles de estrés y amenizar el ambiente. Ahí es donde entra tu estrategia y debes considerar crear contactos que puedan aportar a tu crecimiento profesional, o porqué no, apoyar un proyecto que tengas en mente.

Ten presente que hoy por hoy son tan importantes las relaciones laborales, que en ocasiones terminan siendo algo más que una simple relación laboral. Te puede interesar Relaciones de pareja en el trabajo

Cuando las relaciones laborales no son positivas

Hay casos donde las buenas relaciones laborales terminan mal, ya sea por un ascenso, porque se le subió el cargo a la cabeza, o porque uno de los dos compañeros le hizo “el cajón al otro”, situaciones de desconfianza y deslealtad que no siempre se pueden evitar.

Fuente: Shutterstock

Por eso es tan importante que identifiques y no se confundan las buenas relaciones laborales, con el contar tu vida personal al detalle. Hay que recordar que es mejor mantener cosas reservadas sólo para ti.

Las buenas relaciones laborales no se deben traducir tampoco en favores, el mejor apoyo que le puedes prestar a tus compañeros es hacer tu trabajo de la mejor manera sin obstaculizar el trabajo de otros, ésta es la mejor carta de presentación a tu desempeño.

Tampoco creas que tener una buena relación con un jefe o superior es ser lambón, por el contrario, una buena relación te puede ayudar a escalar a nivel profesional, así como el tener buenas relaciones con tus compañeros te puede llevar a conocer personas que pasan de ser compañeros, a verdades amigos para toda la vida.

Fortalece las relaciones laborales y no olvides que el llamado “trabajo soñado” existe y eres tú quien lo crea.

0
Interacciones