Entrevista de trabajo: normas de etiqueta para no pasar por alto

0
Interacciones
entrevista de trabajo, tips para entrevista laboral, entrevista laboral, conseguir trabajo, vacantes de empleo
Compártelo en:

Cuando somos aspirantes a un empleo, la entrevista de trabajo es la oportunidad perfecta para mostrar lo mejor de nosotros mismos. Debido a esto, es importante no solo la presentación personal, la información profesional que se pueda brindar y demás temas comunes; también se debe pensar en las normas de comportamiento y etiqueta que te mostrarán como una persona educada y confiable.

Normas de etiqueta básicas para tu próxima entrevista de trabajo

Puntualidad

Llegar 15 minutos antes es llegar a tiempo. Demuestra al entrevistador que valoras su tiempo, su disposición para evaluarte y por tenerte en cuenta para la vacante.

Es recomendable que antes de tu entrevista vayas al lugar de la misma. Esto con el fín de evaluar el tiempo que te puede tomar llegar hasta allí y el transporte que te sirve para el trayecto. Siempre es mejor llegar con mucho tiempo de sobra, que llegar un minuto tarde.

Respeto

Probablemente en tu entrevista de trabajo te preguntarán sobre tu anterior empleo. Evitar los comentarios negativos te hará ver como una persona respetuosa.

No hables mal de tu anterior trabajo, de tus compañeros ni de tu jefe. Muestra una actitud de respeto y gratitud respecto a la experiencia que allí viviste.

Escucha activa y atención

Interrumpir al interlocutor representa una falta de educación importante. Mantente atento a sus indicaciones, preguntas y en general, a todo lo que esta persona te pueda decir durante la entrevista.

Muchas empresas realizan pruebas para evaluar a sus aspirantes. El momento de las instrucciones es el más importante: presta mucha atención. Claro, si tienes dudas, permite que el encargado termine de hablar y pide la palabra para aclararlas.

Aceptar y agradecer

Algunas oficinas tienen cafeterías y puede que te ofrezcan algo de tomar por cortesía. Acepta un vaso con agua y tómalo de forma pausada. El agua también te puede ayudar a refrescar la mente y las ideas, reduciendo el estrés del momento.

Sobra decir que dar las gracias es una norma básica de buena educación.

Postura receptiva

La escucha activa, no solo se efectúa con los oídos. Tu cuerpo habla sobre como te sientes, por ende: tu postura también puede demostrar interés, o por el contrario: falta de educación. Procura sentarte derecho, no cruces los brazos y úsalos al hablar de forma moderada. Lo mismo ocurre con tus piernas, procura tenerlas quietas, con los pies en el suelo, aunque los nervios te motiven a moverlas.

Ahora que conoces estar normas básicas de etiqueta y que sabes que el restaurante no es el único lugar para aplicarlas, te invitamos a ponerlas en práctica en tu próxima entrevista de trabajo. Si aún no tienes una, registra tu HV en nuestro portal, haciendo clic en el siguiente botón:

0
Interacciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *