Entrenamiento previo a una entrevista

222
Interacciones
entrevista de trabajo, empleador, empleado, conocerse, proceso laboral, trajes, hombres de color, negro
Compártelo en:

Nunca estaremos completamente preparados para una entrevista laboral, pues se espera que en pocos minutos podamos transmitir nuestra personalidad, nuestro carácter y nuestra forma de ser a una persona que puede no volvamos a ver en nuestra vida.

Pero eso no indica que no podamos entrenarnos para hacer de este paso de la selección laboral algo mas

fácil. Es así como podemos darle un vistazo a las 5 preguntas más comunes en las entrevistas laborales e ir pensando en respuestas convincentes y concretas a las mismas.

La primera de este listado es la clásica “¿Por qué dejó su anterior empleo?”, la cual tiene 2 formas de contestarse: la primera se da en el caso que nos encontremos desempleados y en ella debemos resaltar un ambiente positivo para nuestra salida del anterior cargo; por su parte si aun tenemos un empleo debemos remarcar las razones por las cuales quisiéramos cambiar de ambiente.

De la misma manera tendremos que enfrentarnos a otra pregunta que se repite en todas las entrevistas y hablamos de “¿cuales son tus metas?”, en este caso lo mejor es enfocarse en el corto y mediano plazo, pues aquellas respuestas a muy largo plazo pueden parecer vagas y no le reflejan los beneficios de un trabajador como nosotros a nuestro empleador.

El tercer lugar de este listado se lo lleva “¿Por qué desea trabajar aquí?” y en este caso es mejor tener una respuesta preparada específicamente para cada entrevista, puesto que con este cuestionamiento lo que busca el entrevistador es descartar aquellas personas que envían hojas de vida solo porque ven una vacante abierta y desean calentar un puesto quitándole la oportunidad a los que quieren crecer profesionalmente o aportar algo a la empresa.

“¿Cuales son tus debilidades?” se lleva la medalla de plata en este conteo, y cuando contestamos a esta pregunta debemos tener una estrategia clara pues lo que debemos hacer aquí es minimizar nuestras debilidades y concentrarnos en nuestras fortalezas. A la vez, necesitamos evitar hablar de cualidades personales y nos enfocamos en aquellas que pueden ser útiles en un ambiente profesional.

Por último la pregunta que está en toda entrevista “¿Por qué deberíamos contratarte?”. Aqui debemos sacar toda nuestra artillería pesada y resumir nuestra experiencia, aportes y cualidades que nos hacen el candidato ideal que ellos necesitan en tan sólo 3 frases.

Con esto en mente podemos prepararnos con antelación para evadir las trampas y parecer la mejor opción ante nuestros entrevistadores.

222
Interacciones