5 situaciones en donde un empleador puede ofender

0
Interacciones
empleador, gritando, trabajo, búsqueda laboral, oficina
Compártelo en:

Sin llegar a los extremos como utilizar los insultos, un empleador puede menospreciar a un colaborador en su empleo con aptitudes como estas.

Además de carecer de una presencia ejecutiva y comunicativa, sin olvidar la inexistente capacidad para dirigir personal, muchos jefes no tienen en claro en su totalidad la función que ejercen en una organización, pecando en exceso en diversos factores.

Dicho esto queda aclarar como lo hemos mencionado en más de una ocasión, que la definición de jefe está mandada a recoger, ya que el día de hoy se habla y se cree más en los líderes, que contagien con una visión clara de lo que se quiere lograr.

Es por esto por lo que el liderazgo exige una cuota de responsabilidad con las acciones, junto a una visión amplia de los logros comunes. Aunque esto pueda parecer idealista, los empleados tienen expectativas básicas de lideres y necesitan ver que se cumplan.

Entre las situaciones de ofensas más comunes protagonizadas por un empleador se encuentran:

1. No valorar los esfuerzos

El empleador que es desagradecido con sus empleados y no valora los esfuerzos simplemente pierde su respeto. Esta acción limita a los colaboradores en plasmar sus pensamientos y llevar a cabo sus proyectos.

via GIPHY

2. Falta de reconocimiento

Muchos jefes creen que apropiarse de las ideas de sus empleados, los harán quedar bien con sus superiores. Es aquí cuando el liderazgo debe aparecer involucrando a las personas a desarrollar su potencial, reconociendo los buenos aportes de todos.

via GIPHY

3. Hipocresía

Entendida como la facultad para hacerse los desentendidos, muchos jefes dejan de ser consecuentes, cuando las dificultades los pueden afectar. Frases como vamos a hacer A pero terminan haciendo B son renuentes.

via GIPHY

4. No delegar completamente

Además de ser una señal inequívoca de falta de empoderamiento y confianza, muchos jefes creen que ellos deben ser cabeza y cola de la empresa. Absolutamente todo tiene que pasar por su visto bueno y las decisiones dejan de ser funcionar si no las toman ellos.

via GIPHY

5. No escuchar

La falta de un diálogo trasparente junto con una escucha pasiva y atenta, solo deja sin sabores por parte de los empleados, que al no sentirse para nada apoyados ni mucho menos comprendidos, se sienten ofendidos.

via GIPHY

Inscribe ahora mismo tu empresa para recibir los candidatos más aptos en http://www.buentrabajo.com/

0
Interacciones