Descubre el color de tu vida y tu hoja de vida

0
Interacciones
Compártelo en:

La hoja de vida ha pasado de ser un documento formal sobre el recorrido laboral de una persona, a ser una tarjeta de presentación que nos define ante nuestros posibles empleadores. Es por ello que se hace necesario en algunos aspectos usar el color para dar una impresión mas definida de quienes somos y cómo nos caracterizamos.

Mantener un formato serio ante los empleadores es una parte esencial del proceso de búsqueda de trabajo, esta es la razón que el color negro y la legibilidad que este brinda en los datos esenciales es vital. Pero a pesar de este razonamiento los empleados actuales deben ir construyendo su propio sello, su propia marca a través del tiempo que los identifique, por lo cual es fundamental que comiencen a hacerlo desde su curriculum vitae.

Pero no se debe usar el color por usarlo, convirtiendo a nuestra hoja de vida en un arco iris o una obra de Warholl. Se debe planear cuidadosamente cual es la intención que buscamos con el color y cual es la justa medida del mismo para transferir ese mensaje a nuestro empleador. Para ello necesitaremos hacer un examen profundo de lo que queremos transmitir y cual color mejor representa esas características.

Para ello nos basamos en la teoría del color la cual indica que el uso de diferentes tonalidades se encuentra estrechamente ligado a estados emocionales. Entonces para aquellos que quieren demostrar acción, pasión, poder o coraje se recomienda el rojo; por su parte el naranja está reservado para quienes quieren mostrar determinación, fuerza y productividad; el amarillo es para demostrar optimismo, energía o visión; el verde para expresar calma, crecimiento o renacimiento; el azul para demostrar confianza, integridad o verdad y el púrpura para expresar lujo, espiritualidad, dignidad o inspiración.

Una vez escogido el color que nos representará tenemos que hacerlo nuestra tonalidad emblemática. Una de las estrategias para ello es utilizarlo en tu sitio web y portafolio, también puedes usarlo como fondo en las imágenes que componen la portada de tus redes sociales.

Así mismo, al enviar tu hoja de vida en físico puedes hacerlo en sobres que tengan de alguna manera el color elegido o al hacerlo por correo electrónico puedes incluir dentro del mail tus datos de contacto bajo una linea delgada de nuestro color.

Son cientos de usos que puedes darle al color que representa tu marca personal incluso fuera de tu hoja de vida, los cuales debes ir descubriendo con el tiempo para generar tu propia imagen, reconocimiento entre tus colegas y los relacionados con tu campo.

0
Interacciones