5 cosas que siempre hacemos y que nos descalifican para un puesto

10.807
Interacciones
Empleo
Compártelo en:

Quisimos consultar con los expertos de recursos humanos acerca de cuales son las cosas que más comúnmente descalifican a una persona en la entrevista de un proceso de selección laboral.

Nos respondieron que hay una infinidad de cosas que pueden hacer que una persona por su forma de ser no sea apta para el cargo, pero de todas ellas estas fueron en las que más coincidieron.

Sin tanta confianza

No esta mal hablar con el entrevistador, contar un chiste e incluso hacerle preguntas, pero llegar a un alto nivel de confianza es muy mal visto.

Así que la próxima vez que llegues a una entrevista puedes reírte con tu entrevistador pero estas advertido que no debes abusar de ello.

No hablar mal del anterior jefe

Fuente: psychologytoday

Fuente: psychologytoday

Puede que tu anterior trabajo hubiese sido horrible y una muy mala experiencia, pero que entres a quejarte directamente con el entrevistador solo te deja mal parado a ti.

En ese caso las mejores respuestas son “No me cumplieron con las condiciones de trabajo” o “el ambiente laboral no era lo que esperaba”. Estas respuestas simples y tajantes dejan el tema por terminado y quedamos como una persona prudente.

Oliendo bien

Fuente: comparefactory

Fuente: comparefactory

Hay muchos candidatos a empleos que no se dan cuenta que hieden, tanto en su olor corporal como en su aliento. Usar mentas antes y algo de colonia es buen inicio, pero para estar seguros lo mejor es llegar con tiempo pues ir corriendo para llegar a ultimo minuto solo nos deja fatiga, sudor y un olor desagradable.

Posición corporal activa y con interés

Fuente: talkshop

Fuente: talkshop

Evita distanciarte del entrevistador mediante posturas de brazos, así mismo debemos eliminar cosas como los codos sobre el escritorio o reposar nuestra cara en la mano y responder sin cambiar de gesticulación.

Ni gritando ni susurrando

 

El tono de voz debe ser medio en relación con el ambiente donde nos encontremos y debe mantenerse en el mismo nivel durante toda la entrevista. Cambios en el tono de voz dejan entrever que hay partes que han sido practicadas, mientras que hay otras para las cuales no se han preparado.

Mientras un tono de voz alto puede parecer intimidante y asociarse a desordenes de personalidad, uno muy bajo muestra desconfianza, así que debemos decidir el punto medio.

Si quieres conocer más tips para conseguir el mejor empleo sigue en BuenTrabajo.com, y si deseas acceder a las mejores ofertas laborales registra tu hoja de vida aquí.

hv

10.807
Interacciones