¿Cómo combinar la maternidad y el trabajo?

311
Interacciones
Compártelo en:
Vivir el proceso de la maternidad en el trabajo es un poco complejo pero con una sinergia entre empresa y trabajadora, se puede garantizar el derecho del trabajo digno. Esta es la forma en la que puedes combinar dos etapas de tu vida.

Las empresas deben garantizar la protección de la madre

La prevención de riesgos para una madre en el trabajo, supone medidas conjuntas entre la empresa y la trabajadora para garantizar la protección frente actividades relacionadas con: Choques, vibraciones, cargas pesadas, temperatura extrema, posturas peligrosas, desplazamientos, labores que demanden fatiga extrema, exposición a radiaciones, químicos u otros factores físicos de impacto. Por eso es importante poner en conocimiento del departamento de Recursos Humanos para el apoyo ocupacional que corresponde.

Derecho a la licencia de maternidad

Es el tiempo en el que la madre debe contar con la protección económica del Sistema General de Salud y también es el periodo donde la empresa debe velar por esa privacidad para la recuperación y asimilación del nuevo rol, sin despedirle. Es importante que la empresa en la que estás trabajando te brinde apoyo y acompañamiento durante esta etapa. Además tendrás la oportunidad de estar tranquila pues tu contrato laboral continúa pero estás pendiente de tu bebé.  Los papás también tienen una pequeña licencia por lo que es importante que las dos partes conozcan el reglamento para facilitar y garantizar que el padre esté con su bebé.

Retomar el trabajo en el posparto

El deseo de retornar a la vida laboral debe estar acompañado de soluciones para el cuidado del bebé mientras la madre trabaja. La mujer debe establecer nuevamente sus rutinas y es preciso que las organizaciones brinden su apoyo con la flexibilidad en la jornada, permisos ante una eventualidad con el bebé y el respectivo tiempo para la lactancia que es un derecho.

Ante la discriminación: ¡Denuncia!

 

En ningún caso las empresas pueden exigir pruebas de embarazo en procesos de contratación precisamente para evitar la discriminación. En ninguna etapa de la maternidad se debe temer por la estabilidad laboral, pues la ley protege y obliga a las empresas a que se garanticen los derechos en el proceso de gestación y posparto, como mínimo hasta los seis meses de vida del bebé. Algunas empresas te dan la posibilidad de ampliar este periodo de tiempo depende el tipo de trabajo que realizas. También podrías vincularte laboralmente mediante teletrabajo. Así podrás dedicarle más tiempo a tu bebé.

311
Interacciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *