Claves para ser el empleado imprescindible

0
Interacciones
hoja de vida, mujer, papeles,
Compártelo en:

Es cierto que en un ambiente empresarial no existe nadie imprescindible y que todos somos parte de un engranaje bien aceitado que mueve la empresa. En ese sentido cualquiera de nosotros puede ser reemplazado en cualquier momento por las razones que sea.

Pero debemos admitir que muchas veces hay empleados a los cuales sus jefes no quieren ver partir y hacen cualquier cosa por retenerlos y mantenerlos felices. Esa es la posición ideal del empleado y que todos buscamos, un lugar donde se desvelen para mantenernos felices realizando nuestra labor.

Es por ello que vamos a darle un vistazo a unos pequeños tips que nos harán pasar del empleado normal a aquella superestrella de la oficina que los jefes no querrán dejar a la competencia.

Ser el mejor en lo que hace: Esto no significa ser el gurú del tema o haber sido el primero de la clase de PHd. Lo que queremos decir aquí es que su trabajo debe ser profesional y estar en constante mejoramiento, así tenga 20 años de experiencia laboral en un campo siempre debe estar buscando nuevos horizontes, sea leyendo revistas de actualidad o ojeando los últimos adelantos en su tema siempre habrá algo nuevo que aprender y aplicar.

Sea innovador: Tener sus propias sesiones de brainstorming para traer nuevas ideas a procesos son cosas muy avaluadas por los empleadores. Aquel trabajador que brinda soluciones en lugar de problemas es quien debe permanecer en al compañía ante todo.

Ten un propósito para tus acciones: Cosas como salir de último o llegar primero no son notables a menos que tengan un propósito ulterior que pueda observarse fácilmente. Inicia el día resolviendo problemas o dándole un nuevo enfoque a tareas grupales que quedaron pendientes son acciones que te darán mayor notoriedad que solo llegar temprano a aclarar tus ideas o revisar el correo.

Crea tus propios proyectos: Es de esperar que tengas éxito en los proyectos que te asignan, pues para ello te contrataron. Pero cuando desarrollas tus propios proyectos, así sean pequeños, enfocados en mejorar algún aspecto de la empresa o acomodarse más a las necesidades del cliente, estarás generando la visibilidad que necesitas para aspirar a mayores cargos y responsabilidades.

De estas simples maneras puedes aumentar tu notoriedad en tu ambiente de trabajo, resaltando sobre tus compañeros laborales y quedando primero en la lista de posibles ascensos a futuro.

0
Interacciones