Aprende a reconocer el momento de pedir un aumento

0
Interacciones
Compártelo en:

Conseguir un aumento en tu trabajo solo depende de ti porque la única recompensa que existe para el trabajo duro es el salario. Si llevas un buen tiempo trabajando dedicamente y cumpliendo objetivos a la par que lo demuestren, es momento de negociar y aquí te explicaremos como hacerlo con diplomacia.

¿En qué momentos se puede pedir un aumento?

1. La descripción de las responsabilidades de tu trabajo ha cambiado

Si tus tareas ahora son diferentes o se han sumado unas nuevas a las que ya tenías y tu carga laboral ha aumentado, estás en posición de pedir un aumento. Suponiendo que te fue asignado un proyecto o una tarea con cierto grado de complejidad y esta no corresponde a las responsabilidades que se te asignan normalmente, tu carga ha aumentado. Antes de que finalice el proyecto deberás hablar con tu jefe sobre las nuevas responsabilidades de tu cargo y posteriormente sugerir el aumento.

2. Otros empleados en tu misma posición han recibido aumentos

Obviamente esperamos que no uses ese argumento para hablar con tu jefe. En vez de eso, consigue una reunión para hablar de tu desempeño en la empresa y tu futuro, encuentra un argumento sólido para pedir el aumento y seguro lo obtendrás.

3. Si estás a punto de cumplir un año o más en tu cargo

Una de las razones que puedes usar a tu favor es la de la inflación que sufre el país y la subida de precios del nuevo año. También puedes hablar de los logros que has conseguido a lo largo de ese año de trabajo y así proponer tu aumento.

Si te gustaron nuestros consejos te invitamos a compartirlos con tus amigos para que ellos también aprendan a reconocer una oportunidad de aumento en su trabajo.

 

 

0
Interacciones