Actitudes para que te traten de igual a igual en el trabajo. ¡Reducirás las rivalidades!

0
Interacciones
Actitudes para que te traten de igual a igual en el trabajo. ¡Reducirás las rivalidades!
Compártelo en:
Actitudes, comentarios y acciones hacen que algunas personas se sientan menos o superiores a otras. Evitarlo ayuda a mejorar el clima laboral.

El sexismo, también conocido como discriminación sexual o discriminación de género, es el prejuicio o discriminación basada en el sexo o género. También se refiere a las condiciones o actitudes que promueven estereotipos y en las empresas suele pasar mucho de forma consciente o inconsciente. Ingresa tu hoja de vida aquí y encuentra excelentes oportunidades. 

Para que lo tengan en cuenta tanto empleados como empleadores, estos son algunos ejemplos donde se puede estar presentando sexismo.

Danos tu opinión de mujer

Danos tu opinión de mujer

Fotos: Shutterstock

Si se refieren a algo que haga énfasis exactamente a algo femenino está muy bien. Pero si es una frase que no hace relevancia a un tema femenino, sino que puede ser respondida por cualquier persona, puede ser considerado como un sexismo y es el momento de hacer la aclaración, de que tu opinión es importante, no por ser mujer, sino por tener las mismas o más  capacidades que los demás. Esta puede ser la oportunidad laboral que estabas esperando. 

También se puede hacer algún tipo de fuerza corporal

También se puede hacer algún tipo de fuerza corporal

Es muy normal que en los trabajos hayan compañeros (hombres) que por educación, galantería y/o cortesía, suelan hacer todos los trabajos físicos, incluidos los que le corresponden a las mujeres del trabajo. Pero esto no es excusa para que te impidan trasportar cosas, levantar objetos o simplemente abrir una puerta. Las labores físicas sencillas que se dan en una área de trabajo normal, como una oficina, se deben realizar de igual forma tanto para hombres como mujeres, esto generará un mejor equilibrio entre los compañeros y se generará un ambiente de igualdad y competencia sano. El trabajo anhelado está aquí. 

No te dejes invitar siempre

No te dejes invitar a todo

Una forma de sexismo que muchas veces pasa de manera indiferente, es cuando entre compañeros de trabajo salen a almorzar o a tomar algo, y los hombres siempre invitan. De esta forma se está demostrando una superioridad económica que no es sana entre compañeros de trabajo. Siempre debe haber un equilibrio en este tipo de invitaciones y así se evitarán comentarios o reclamos posteriores. Ingresa tu hoja de vida aquí. 

La belleza física no debe ser un diferencial

La belleza física no debe ser un diferencial

Es normal admirar la belleza de los compañeros de trabajo, y muy común en el caso de las mujeres. Sin embargo, si tu eres de los que continuamente alaba la belleza de tus compañeras, o tú dejas que continuamente te hagan comentarios sobre tu físico, es hora de ponerle un límite a eso. Estos comentarios pueden ser tomados a mal por otros compañeros de la empresa y generar envidias y situaciones no apropiadas para un área de trabajo.

Aquí puedes estar el trabajo anhelado que estás buscando. 

 

0
Interacciones