Tips para optimizar tu tiempo en el trabajo, ¡lograrás hacer de todo!

767
Interacciones
Compártelo en:
El tiempo del día es muy corto y está en tus manos, aprovechar la jornada para sacar adelante tu labor, sin la necesidad de recargarte con trabajo adicional para la casa. Sigue estos prácticos consejos y verás unos buenos resultados.

Asegúrate de priorizar todas tus actividades

Un factor que influye en la productividad es la definición de objetivos concretos con tiempos para cada tarea. Destina algunos minutos en las primeras horas de tu rutina para planificar lo que desarrollarás, en orden de prelación, considerando posibles imprevistos. Asegúrate de que las instrucciones sean precisas para evitar repetir el trabajo. Además, puedes poner límites de tiempo para cada actividad e intentar cumplirlo para que tengas cierto tiempo para descansar. Ingresa tú Hoja de Vida aquí y encuentra el trabajo anhelado. 

Es importante realizar pausas activas

No puedes saturarte con tanta información porque te agotarás fácilmente. Levántate de tu puesto, respira profundo, estírate, piensa, habla con algún compañero, ordena tu escritorio, da una vuelta y vuelve a retomar tu labor. Esta es una de las mejores maneras para que aumente tu rendimiento en el trabajo, y cumplas con todas tus tareas de forma más dinámica y activa. Además, las pausas activas reducen el estrés, y si realizas alguna pequeña actividad física en el trabajo, ayudarán tu circulación y a tu corazón. Esto sin duda te va a permitir estar más activo y atento en las jornadas laborales.

Evita reuniones innecesarias

Las juntas deben tener un propósito y un tiempo definido; con las personas a las que estrictamente les compete el tema. De no ser así, se presta para que se pierda tiempo valioso para adelantar otras tareas. Planea reuniones puntuales en donde se hablen temas clave. Además, puedes empezar a medir el tiempo de cada reunión y la participación de quienes asisten para que la junta fluya de la mejor manera y no te quite el tiempo destinado para otras labores. ¿Qué opinas de esta oportunidad?

Revisa y señala las tareas completadas

Al finalizar la jornada, haz un ‘check list’ de los objetivos logrados y los pendientes, para ajustar la agenda del día siguiente. Recuerda no recargar tareas adicionales para tus tiempos de descanso, pues la siguiente jornada no será productiva debido a tu estrés y agotamiento. Puedes hacer una lista de tareas en plataformas digitales o en una agenda. Escribe tus tareas y subraya con un color aquellas que ya cumpliste, las aplazadas y las que están pendientes. Esto hará que tus listas sean dinámicas y puedas visualizar de una mejor manera tu rendimiento en el trabajo.

767
Interacciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *